jueves, 20 de septiembre de 2007

¿Estaré enamorado?

Extrañas sensaciones se me agolpan en el pecho últimamente cada vez que oigo el teléfono móvil sonar. El corazón se desboca pareciendo querer salirme por la boca, una taquicardia continuada se continua con un incremento importante de la presión arterial, las venas del cuello se marcan, sudor frío y enrojecimiento de la cara… ¿Estaré enamorado? No, estoy buscando trabajo.

Pues en estas me encontraba hace un rato, cuando me han vuelto a llamar. Y ahora viene la encrucijada. Llevo una semana sin tentar a la suerte, que todo sea que lleve dos meses buscando trabajo, y ahora que tengo pendiente “el de la entrevista agotadora”, me surjan otros dos, y chic@, yo que sé, llamadme romántico pero después de 3 horas aguantando tests y entrevistas, no sé que deciros, me hacía ilusión optar al otro puesto… Pues bueno, ¡oh pobre pecador de mí! Las hadas se han conjurado para hacerme la vida imposible, una llamada me avisa de que mañana tengo otra entrevista, que aunque seguramente en peores condiciones laborales, me permitiría trabajar “a este lado del Ardoz”. Y según me dijeron en la anterior entrevista, mañana me informarían de la fecha y hora de la siguiente entrevista (la finalísima…)… Antes que quería no me llamaba nadie, y ahora que no quiero, se acuerdan tod@s de mí… Pobre de mí…

3 comentarios:

Expediente X dijo...

Anda, querídismo Pepito Grillo Particular, no nos dejes con este Expediente X sin descubrir, qué ahora tan solicitado, cuenta si has sido nominado o no. Es cuestión de suerte.

Juan Manuel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pepito Grillo dijo...

No puedo adelantar nada, hasta la semana que viene no tendré respuesta de ninguna de las ofertas que tengo "abiertas". La entrevista de hoy creo que ha sido la mejor que he hecho, pero ya me ha dicho que hay mucha competencia, y de las condiciones laborales ni os cuento... el mercado laboral sí que se merece un expediente X...